En Malinas con silla de ruedas – Flandes

En Malinas con silla de ruedas pudimos disfrutar de sus calles, gastronomía, monumentos y sus gentes gracias a la accesibilidad de esta bella ciudad de Flandes.

Nuestro viaje por los lugares más hermosos y accesibles con silla de ruedas por Flandes y Bruselas, nos llevó hasta Malinas, que ya habíamos visitado en 2010 pero que descubrimos de nuevo como si fuera la primera vez.

Malinas es una ciudad acogedora y coqueta, por la que perderse por sus calles y disfrutar de sus gentes es todo un placer. Los canales en las ciudades de Flandes adquieren un gran protagonismo y Malinas no es una excepción, por eso comenzamos nuestra visita guiada y accesible con silla de ruedas con un paseo por el canal a través de unas plataformas que permiten recorrerlo y disfrutar de la ciudad desde una perspectiva diferente.

Nuestro paseo continúa atravesando puentes y disfrutando con calles que tienen mucha vida y con comercios en los que se pueden degustar productos locales como los quesos realizados con la famosa cerveza Carolus. Así llegamos a la Grote Markt (donde se encuentra la oficina de turismo y que os recomendamos visitar para que os ofrezcan un itinerario accesible con silla de ruedas e incluso una visita guiada). La Gran Plaza está rodeada de las antiguas casas gremiales y presididas por el Ayuntamiento, un precioso edificio gótico y por la Catedral de San Romualdo a la que podéis acceder ya que no existen barreras arquitectónicas.

En la Grote Markt se encuentra el restaurante De Met donde almorzamos de maravilla, con vistas hermosas a la Gran Plaza y con baños adaptados.

Con la precaución que hay que tener con el adoquinado de las calles os recomiendo pasear por sus calles sin miedo a perderse, disfrutar de las terrazas, de la cerveza, la Carolus es especial pero todas están riquísimas y de sus gentes. En la oficina de turismo podéis encontrar planes diferentes para disfrutar de la ciudad como un local, como los talonarios Sense-Sational que te permiten tener experiencias con quesos, cervezas, pasteles, chocolate, etc. Nosotros disfrutamos de unos quesos locales riquísimos y de una fantástica torta de manzana realizada con la cerveza Carolus, acompañada, por supuesto con esta cerveza.

El atardecer es hermoso en toda la ciudad pero especialmente en el canal. En Flandes se cena temprano y vivimos una experiencia inolvidable en el Restaurante Lamot, accesible con silla de ruedas y que podéis ver en el vídeo.

El hotel elegido fue el Novotel, situado junto al canal y a pocos minutos del centro histórico de la ciudad.

Malinas es una de las ciudades de Flandes que visitamos, capacitamos personalmente y que os recomendamos para que la visitéis.

Gracias a todos por acompañarnos en este viaje.

Más info sobre mi viaje por Flandes y Bruselas: Flandes y Bruselas con silla de ruedas, Mi experiencia en el aeropuerto de Charleroi con silla de ruedas.

 

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: