Amberes con silla de ruedas en Flandes

En Amberes con silla de ruedas disfruté de una ciudad que invita a pasearla y a descubrir rincones hermosos y accesibles, recorrer su catedral, calles y plazas.

En nuestro viaje por los lugares más hermosos y accesibles de Flandes, volvimos a Amberes, una ciudad que ya nos enamoró en 2010. Y ahora, vista desde mi silla de ruedas descubrimos una ciudad amigable y con niveles de accesibilidad muy interesantes. Comenzamos la visita en la Estación Central de Amberes que es de película (de hecho se han grabado unas cuantas), bajamos por la amplia avenida visitando una antigua sala de fiestas que hoy es un centro comercial y que aunque no compréis, os recomendamos visitar porque encierra una gran belleza. Continuamos nuestro recorrido hasta la Grote Markt presidida por la catedral y su interminable torre de 120 metros.

El acceso al interior de la catedral se realiza sin barreras arquitectónicas. Me gustó que todo el mundo paga igual ya que todos podemos ver los mismo. En la catedral encontraréis una silla de ruedas de cortesía y audioguías en varios idiomas incluido el Español.

Desde la catedral nos fuimos paseando para conocer una trocito de calle tal y como estaba en el siglo XVI, los adoquines complicarán un poquito el acceso pero merece la pena. Desde aquí paseando siempre por zonas llanas y muy acogedoras, llegaremos hasta la plaza donde se celebra el “Mercado de los viernes” y allí os recomendamos visitar el Museo Plantin Moretus, que fue imprenta desde los siglos XVI al XVIII y encierra auténticas sorpresas que os encantarán.

Desde aquí disfrutando de un agradable paseo por Amberes nos fuimos en dirección a una de las joyas de esta ciudad: La Grote Markt rodeada de edificios hermosos como las antiguas casas gremiales y el ayuntamiento.

Almorzamos en el Grand Cafe Horta, unos antiguos talleres convertidos en restaurante que os encantará, tiene baños adaptados pero son muy pequeños y se llega con dificultad debido a los bidones de cerveza que hay en el recorrido.

Pedimos un taxi adaptado para irnos hasta la Fábrica de cervezas De Koninck pero aquí el servicio de taxis es horrible y tardaron como una hora más de la hora prevista, ocurrió lo mismo al volver. Así que os recomendamos que uséis el tranvía que hay una línea adaptada que llega hasta De Koninck.

De Koninck se encuentra dentro de Amberes y es toda una experiencia la que vivimos recorriendo la historia de estas cervezas típicas y exclusivas de Amberes. En el vídeo tenéis más detalles y es impresionante.

Cenamos en el Restaurante Graanmarkt 13 que se encuentra en la plaza que lleva el mismo nombre y junto al Grand Cafe Horta. Se accede con ascensor y tiene baños adaptados, la presentación y puesta en escena con los platos emociona, los olores, las sensaciones, la calidad de la cocina, en fin, que cenamos como auténticos dioses.

Pernoctamos en el Ibis Styles que se encuentra junto a la Estación Central de Ferrocarril. Bien adaptado, práctico y acogedor. El personal amabilísimo.

Hemos comprobado personalmente la accesibilidad de Amberes y os recomendamos su visita.

Gracias a todos por acompañarnos en este viaje.

Más info sobre nuestro viaje por Flandes y Bruselas: Flandes y Bruselas con silla de ruedas, Bruselas con silla de ruedas, Malinas con silla de ruedas, El ritual de las Quintas en Lovaina.

Información sobre la accesibilidad de Flandes: flandes.net

1 comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: