Mojácar en la Provincia de Almería con silla de ruedas y handbike

Descubrimos Mojácar en la Provincia de Almería con silla de ruedas y handbike disfrutando de un paseo de un pueblecito de origen árabe hermoso.

En nuestro viaje por lugares hermosos y accesibles en la Provincia de Almería con silla de ruedas y handbike, descubrimos Mojácar donde además nos hospedamos dos noches en un hotel accesible en primera línea de playa.

Nos trasladamos con nuestro propio coche que, como sabéis lo tengo adaptado para poder conducirlo aunque no llevo plataforma elevadora. En el coche pude cargar la Stricker Handbike y la Quickie Attitude, mi silla de ruedas rígida y el equipaje de tres personas.

Desde el Hotel Servigroup Marina Playa, nos vamos con el coche hasta la oficina de turismo que se encuentra junto al mar. Os recomiendo que además de consultar la información que publico, consultéis en la Ofi porque os darán mucha y muy buena info.

Comenzamos nuestro recorrido realizando un sendero junto al Mar Mediterráneo al que llegamos con el coche, dejándolo en una zona de tierra apelmazada cerca de la torre de vigilancia de Macenas. Desde ahí comenzamos durante algo más de un kilómetro por un camino en muy buen estado, salvo unos pocos metros donde quizás necesitemos un empujoncito debido a que la tierra no está tan endurecida. Es un paseo muy tranquilo y agradable con vistas espectaculares y con final (aunque podemos seguir si queremos) en la torre Nazarí de El Pirulico, que no es accesible aunque la podemos disfrutar junto a los pequeños acantilados de la zona.

De nuevo con el coche volvemos sobre nuestros pasos para pasear por el Paseo Marítimo, muy cómodo para recorrer con cualquier silla de ruedas y donde se encuentra uno de los tres puntos accesibles para bañarse en temporada alta. En el vídeo podéis ver el punto accesible con la silla anfibia, vestuarios y baños, aunque no era temporada alta ya que este viaje lo hemos realizado en abril.

De nuevo con el coche nos vamos al pueblo de Mojácar, como buen pueblo pesquero que fue se encuentra a varios kilómetros en el interior para resguardarse de la humedad. Desde el coche se ve el pueblo en lo alto de una colina y lo primero que uno piensa es cómo vamos a subir.

Buscamos alguna de las muchas plazas reservadas que hay en la zona baja del pueblo (tanto gratis como de pago) y nos vamos a la búsqueda del ascensor que nos llevará a lo alto, al centro histórico. Es un pueblecito de origen árabe por lo que las calles son estrechas y laberínticas. En dos o tres sitios concretos necesitaremos un empujón para subir unas calles inclinadas aunque el resto lo disfrutaremos con muy poco esfuerzo.

No os cuento más pues podéis verlo todo en el vídeo.

Gracias  a Alex Otero de Natural Kayak que nos acompañó en todo momento, al Ayuntamiento de Mojácar y, por supuesto a Diputación de Almería por su compromiso con un turismo inclusivo y para todos.

Gracias a todos por acompañarme.

5 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: